CONVENIENCIA O CONVICCION

Cuantas veces nos hemos visto caminando en circulos, dando vueltas como en una espiral, descendiendo cada dia mas abajo sin detenernos a pensar, que la vida se nos escurre como agua entre los dedos y ciertamente envejecemos flotando sobre turbulentas aguas como barcos a la deriva.. sin proposito ni un puerto donde arribar.
Pretendiendo dirigir a Dios en lugar de someternos….tratando siempre de justificar nuestra propia voluntad ignorando que la habilidad de Dios para planear nuestras vidas es infinitamente mayor que la nuestra